EL EFECTO ANTIDEPRESIVO DEL QI GONG


23.6.09

Las personas mayores Y ACTUALMENTE adultos jovenes que padecen enfermedades crónicas son muy vulnerables a la depresión. Diversos estudios revelan los efectos adversos de esta enfermedad en relación a la calidad de vida de los mayores. La OMS ha sugerido que para el 2010 será la segunda causa mundial de discapacidad.

Estadísticamente, entre el 10 y el 25 % de los adultos mayores enfermos de parkinson, diabetes, enfermedades respiratorias o cardiacas pueden padecer también de depresión. Los fármacos, las terapias electro-convulsivas y la psicoterapia son los principales tratamientos para la depresión. Sin embargo, los efectos de estos tratamientos distan de ser satisfactorios. La información clínica sugiere que un tercio de los pacientes depresivos no responde bien a estos tratamientos, y además los mismos, exceptuando la psicoterapia, poseen un variado rango de efectos secundarios.

Es debido a esta insatisfacción que los investigadores se orientaron a analizar los mecanismos neurobiológicos y psicológicos que disparara la práctica de qi gong causando un alivio de esta enfermedad. La investigación se realizó sobre la práctica del sistema de qi gong “Los Ocho Brocado de Seda” (Ba Duan Jin) que requiere poca demanda cognitiva y es fácil de aprender, sobre todo por personas mayores. Además, la experiencia clínica sugiere que el compromiso de los pacientes hacia una práctica de qi gong es mayor que hacia un programa de ejercicios común.

Se llevaron a cabo entonces una serie de investigaciones con el fin de probar dos factores: los efectos psicológicos de la práctica y los mecanismos neurobiológicos durante un programa de práctica (en relación a procesos neuro-químicos, neuro-endócrinos y neuro-trópicos).

Mecanismos psicológicos


Los efectos psicológicos del qi gong respecto a la depresión se encuentran mucho más reconocidos que los biológicos.

Está comprobado que las personas mayores tienden a la depresión cuando se sienten con discapacidades y ven reducida su actividad psicosocial, incluyendo perdida de autonomía y eficacia en las tareas. Las investigaciones demuestran que luego de 12 a 16 semanas de práctica de qi gong los pacientes experimentaban una sensación menor de limitaciones físicas, y un mayor sentido de autonomía. Adicionalmente, obtenían contención grupal y relaciones sociales durante la práctica. Todos estos factores llevan a aliviar la depresión.

Mecanismos neurobiológicos


Las investigaciones demostraron que los efectos del qi gong son similares a los de los anti-depresivos y que dicho efecto se manifiesta alrededor de las 2 semanas de práctica y desaparece cuando la práctica se abandona.

Se cree que la práctica de qi gong estimula, a través de diversos mecanismos químicos del cuerpo, los neurotransmisores cerebrales y además aumenta el suplemento de ciertas sustancias químicas hacia el cerebro y la sangre que llevarían a aliviar los síntomas de la depresión.

Por otro lado, recientemente se ha establecido una relación entre el estrés y la depresión con el equilibrio del eje hipotalámico – pituitario – adrenal, que funciona bajo el control del sistema límbico.

En personas sanas, este sistema funciona armoniosamente brindando respuesta antes situaciones de estrés a través de la regulación de la hormona cortisol (comúnmente llamada hormona de estrés). En personas depresivas, este sistema funciona en desequilibrio, liberando esta hormona en exceso.

El qi gong, al ser una práctica meditativa, ayuda a calmar la mente reduciendo los estímulos que llegan al cerebro y minimizando la respuesta ante el estrés, es decir reduciendo la liberación de cortisol, equilibrando el funcionamiento del sistema limbito.

Por ultimo, al disminuir el estrés se favorece un mecanismo neuro-trópico que posibilita la proliferación y mayor supervivencia de neuronas y que estimula la sinapsis. Es así que el qi gong, al disminuir el estrés, favorece el funcionamiento de este mecanismo promoviendo la creación de nuevas células cerebrales que llevarían a disminuir los síntomas de la depresión.

Conclusiones


El qi gong puede ser una terapia adjunta a cualquier tratamiento de la depresión a pesar de que aun no se conocen en profundidad los mecanismos que la práctica dispara. Se sugiere una mayor investigación que profundice en la base científica.

Como hipótesis adicional se cree que la intención de dejar la mente en blanco o las visualizaciones que se utilizan durante la práctica de qi gong, reducen ampliamente las señales que llegan al sistema limbito facilitando el funcionamiento de los mecanismos neuro-trópicos e hipotalámicos que alivian la depresión.

—————————

Artículo original:

“A Review on Neurobiological and Psychological Mechanisms Underlying the Anti-depressive Effect of Qigong Exercise” – Journal of Health Psychology

Copyright © 2008 SAGE Publications

http://hpq.sagepub.com/cgi/content/abstract/13/7/857

Anuncios

Un comentario en “EL EFECTO ANTIDEPRESIVO DEL QI GONG

  1. hola soy practicante de artes marciales y tambien de chi kung, ademas de estudiar acupuntura en el estado de mexico, estoy haciendo unprotocolo de investigacion sobre el pa tuan chin y el estres y el articulo aki mencionado me yudaria bastante. no lo tendra alguien en texto completo?
    gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s